«Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a Su Hijo unigénito,
para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, sino que tenga vida eterna». – Juan 3:16

5.4 Encontrando Una Iglesia

Consideremos cómo estimularnos unos a otros al amor y a las buenas obras, no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos unos a otros, y mucho más al ver que el día se acerca. – Hebreos 10:24-25

La Iglesia Que Cristo Fundó. Primero, el título de este capítulo no es técnicamente correcto, aunque lo estoy usando aquí porque esa es la terminología con la que la mayoría de la gente está familiarizada. Este capítulo debería titularse con más precisión “Encontrando una congregación local”. Como dice Bruce Eubank [1]: “Nosotros no vamos a la iglesia, porque somos la Iglesia (el pueblo de Dios), vamos a adorar”, para estudiar la Biblia, y escuchar la predicación de la Palabra. Además, el edificio donde se reúne la congregación local es solo eso: un edificio; no tiene significado en sí mismo ante Dios. De hecho, la Iglesia primitiva a menudo se reunía en sus hogares, lo que sigue siendo el caso en algunos lugares del mundo, incluso hoy en día. Así que ahora, centrémonos en la verdadera Iglesia cristiana que Jesús fundó.

Solo hay un cuerpo mundial no denominacional de creyentes en Cristo nombrado en las Escrituras como la “Iglesia de Dios” o la “Iglesia de Cristo”, y fue establecido por Cristo, no por los hombres. La iglesia también se conoce como la “novia de Cristo”. La iglesia comenzó el día de Pentecostés cuando el Espíritu fue derramado sobre los apóstoles y los creyentes con ellos. La “Iglesia de Cristo” tiene reuniones/lugares de reunión locales en cada ciudad, pueblo o lugar, según corresponda y se justifique. ¡Las divisiones sectarias y denominacionales que vemos en las iglesias de hoy no son bíblicas! Vale la pena leer el libro de H. M. Riggle titulado The Christian Church, Its Rise and Progress (La Iglesia Cristiana, Su Surgimiento y Progreso).

Jesús oró expresamente por la unidad entre los creyentes y, sin embargo, la miríada de creencias, “tradiciones” y falsas enseñanzas del hombre solo han llevado a una división sin fin:

«Ya no estoy en el mundo, pero ellos sí están en el mundo, y Yo voy a Ti. Padre santo, guárdalos en Tu nombre, el nombre que me has dado, para que sean uno, así como Nosotros somos uno.

»Y por ellos Yo me santifico, para que ellos también sean santificados en la verdad.

»Pero no ruego solo por estos, sino también por los que han de creer en Mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno. Como Tú, oh Padre, estás en Mí y Yo en Ti, que también ellos estén en Nosotros, para que el mundo crea que Tú me enviaste». – Juan 17:11,19-21

Una verdadera “Iglesia de Cristo” tendrá las siguientes características.

  • Simplemente serán llamados por el nombre dado en las Escrituras, que es la “Iglesia de Dios” o la “Iglesia de Cristo”, generalmente con el prefijo del nombre del pueblo o lugar (lo cual está bien), aunque tenga cuidado, consulte las notas más adelante sobre el nombre de “Iglesia de Dios” que se usa hoy para ganar miembros. Si usted está en una de las iglesias “modernas” que se hacen llamar “cristianas” que tienen cualquier otro nombre, o en una de las infinitas denominaciones de hoy (por ejemplo, bautista, metodista, luterana, presbiteriana, católica romana, etc.), no está en la iglesia que fundó Jesús, sino que está en una iglesia impostora, una iglesia cristiana falsa, y no está adorando al Señor “en espíritu y en verdad”,
  • Estarán libres de todas las enseñanzas falsas identificadas en este libro (¡increíble!),
  • Se reunirán en el Día del Señor, el primer día de la semana, que es el domingo (así que tenga cuidado con la falsa enseñanza de “Guardar el sábado”).
  • Llevarán a cabo los servicios de la manera prescrita en el Nuevo Testamento, con solo cantos a capela por parte de los miembros en adoración; no considerarán la adoración como un espectáculo de entretenimiento o una “experiencia”, ni incluirán instrumentos musicales, grupos de canto o solos interpretados para una audiencia, bailando alrededor como lo hacen los paganos, gritando, etc.
  • La iglesia (y sus ancianos, predicadores y maestros) debe amar sinceramente a Dios. Por lo general, puede saber si esto es así simplemente observando cómo actúan, su comportamiento y actitud, etc. – El “fruto del Espíritu”, que es “amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza”, debe ser evidente,
  • Deben tener ancianos que estén de acuerdo con las calificaciones e instrucciones bíblicas (Nota: me doy cuenta de que muchos lugares de la Iglesia de Cristo hoy en día simplemente no tienen ancianos, ya que no pueden encontrar hombres calificados. Esto, creo, probablemente refleja el estado del cristianismo en los últimos tiempos.),
  • Deben leer, enseñar y predicar la Palabra de Dios de manera expositiva en cada servicio y no solo usar a Jesús y la Biblia como apoyo detrás de ellos en el escenario mientras cuentan historias graciosas de cuán buena será su vida y cuán rico y exitoso Jesus lo hará a usted (y a ellos),
  • Deben entender correctamente el mensaje del Evangelio “que fue transmitido una vez y para siempre a los santos” en las Escrituras, libres de las falsas enseñanzas del hombre,
  • Serán activos en la fe y el servicio al Señor,
  • Llevarán a cabo bautismos, realizados por inmersión de acuerdo con las Escrituras del Nuevo Testamento, el mismo día en que alguien llega a la fe en Cristo al escuchar “el mensaje de la verdad” del evangelio (no días, semanas, meses o incluso años después),
  • Entrenarán a sus miembros para que crezcan y maduren en la fe, porque se nos exhorta a estar siempre “creciendo en la gracia y el conocimiento del Señor”,
  • Deben estar ejerciendo la disciplina bíblica con sus miembros, y también amonestar, enseñar y corregir con amor a los miembros que se están descarriando,
  • No mostrarán favoritismo personal debido a las apariencias, estatus en la comunidad, riqueza, etc.,
  • Están enfocados únicamente en la construcción del Reino de Dios, no en la política de este mundo,
  • Pueden aceptar una ofrenda voluntaria de los miembros de acuerdo con el corazón del creyente individual – la iglesia constantemente “mendigando” por dinero no está en la Biblia. Para un cristiano, el Espíritu de Dios debe moverlo a contribuir financieramente a medida que lo guía un corazón alegre y agradecido.
  • Deben practicar la comunión (Partimiento del Pan, Cena del Señor) cada día del Señor (domingo) en memoria de Cristo,
  • Deben conducir los servicios de una manera ordenada y organizada, no con gritos salvajes, gritando, bailando histéricamente o con estímulos audiovisuales emocionales, etc. (ver 1 Corintios 14:40),
  • No deben tener mujeres en puestos de liderazgo o enseñanza sobre los hombres, pero en todos los demás aspectos, las mujeres son totalmente iguales a los hombres,
  • Tendrán un corazón para los perdidos y serán una luz para la comunidad que los rodea (si su iglesia está rodeada por un mar de perdidos, pero no ve bautismos frecuentes, puede ser una señal de que su evangelismo y alcance no está donde debe estar),
  • Deben recibir y amar a todos los que vienen, sin importar en qué pecados estén (o hayan estado) involucradas esas personas,
  • No establecen posiciones y títulos creados por el hombre ni elevan a los hombres en una jerarquía de liderazgo que no está de acuerdo con las Escrituras del Nuevo Testamento (ver Mateo 23:5-12). [2]

Por lo general, si es nuevo en un área, puede buscar en Internet el nombre de su pueblo/ciudad junto con las palabras “Iglesia de Cristo” (por ejemplo, “Iglesia de Cristo de Medford”). El sitio web https://www.church-of-christ.org también puede ayudarlo a ubicar una Iglesia de Cristo cercana. Eso puede ayudarlo a encontrar las que están cerca, pero asegúrese de hacer la debida diligencia en cualquier iglesia, ya sea que tenga esas palabras en el título o no. Tenga muy en cuenta que muchas de las llamadas iglesias “cristianas”, que incluso usan el nombre de Jesús o Cristo en sus nombres, ¡no son verdaderas iglesias cristianas! Además, tenga cuidado de que aquellos que ahora usan el nombre de “Iglesia de Dios” pueden no ser la verdadera iglesia, ya que ese nombre (aunque bíblico) ha sido usado para ganar miembros y corrompido. Puedes usar la lista anterior para asegurarte de que estás, de hecho, en una verdadera “Iglesia de Cristo”.

Si desea adorar al Señor “en espíritu y en verdad” (Juan 4:24), tendrá que salir de las falsas iglesias “cristianas” que enseñan cualquiera de las falsas enseñanzas descritas en este libro (Apocalipsis 18:4); vea el capítulo Cuidado con los Lobos sobre cómo las falsas enseñanzas impregnan las llamadas iglesias “reformadas”, modernas o liberales en la actualidad. A menudo (pero no siempre), sus falsas enseñanzas se documentarán como parte de su declaración de fe fundamental, pero debe asegurarse de encontrarla y leerla. ¡Muchos de los cultos y sectas hacen todo lo posible para ocultarle sus creencias fundamentales! Además, deben evitarse las iglesias que colocan los escritos del hombre en pie de igualdad con las Escrituras o confían en “falsos profetas” con nuevas “Revelaciones especiales de Dios”. Además, si su iglesia describe su servicio como una “experiencia”, huya lo más rápido que pueda.

Además, casi todas las iglesias cristianas de hoy no realizan los servicios de acuerdo con las instrucciones del Nuevo Testamento. Wayne Jackson escribe: [3]

¿Su Adoración Se Está Convirtiendo En Una Iglesia de Disney? 

Hubo un tiempo en la mayoría de las iglesias cuando los servicios se enfocaban en la adoración que glorificaba a Dios, y la predicación consistía en instrucción reverente de las Escrituras. En algunos lugares, sigue siendo así.

Por otro lado, se están produciendo cambios drásticos en cientos de iglesias en todo el país…

En una palabra, los servicios de “adoración” se han vuelto “centrados en nosotros”, en lugar de “centrados en Dios”.

¿Preferiría tener los domingos libres para acampar, jugar al golf o visitar a la familia? Bien, implementaremos un servicio “rápido” conveniente para usted en otro momento para que su conciencia se calme y pueda disfrutar de sus fines de semana. ¡Un programa de noticias presentó a un grupo que ofrece una comunión dominical desde el automóvil para acomodar a aquellos que prefieren no bajarse del automóvil en su camino a la playa, etc.!

¿Encuentra la cena del Señor demasiado tradicional? Oiga, eso se puede arreglar. ¿Qué tal un poco de Coca-Cola? Un ministro ha escrito que no tiene ningún problema con tener Coca-Cola en la mesa del Señor. ¿Por qué no hacerlo un poco más sofisticado y tener Dr. Pepper? ¡Muchos sienten que no necesitamos estar maniatados a una bebida que estaba de moda en Palestina hace veinte siglos!

¿Son aburridas las canciones viejas? ¿Esta harto de “La Roca Eterna (“Rock of Ages”) y “Sublime Gracia” (“Amazing Grace”)? Entendemos. Lo animaremos un poco para usted. ¿Qué tal: “Jesús y yo: tenemos nuestras propias cosas en marcha”? Pongamosle ritmo, con un poco de aplausos, pisotones, balanceos, boogie góspel. ¡Avive esas emociones!

¿Está cansado de que le “prediquen”? ¿Qué le parecerían algunas sesiones de “intercambio” en las que todos puedan relatar sus experiencias personales, ventilar sus frustraciones y compartir sus “opiniones” sobre una variedad de temas? Podríamos hablar de condiciones inseguras en el trabajo, cómo controlar el peso, problemas sexuales disfuncionales, cómo aprovechar las leyes fiscales, etc.

Después de todo, este es el lado práctico de la vida. ¡Gran terapia!

¿Lo desaniman las referencias al “pecado” y al “arrepentimiento”? De acuerdo, podemos limitarnos a sesiones sobre autoestima, cómo tener sanidad en su vida para la angustia emocional, habilidades para una conversación efectiva, etc.

The Christian Chronicle (1999) habla de una iglesia de Alabama que usa videos del “Show de Andy Griffith” como parte de su currículo de escuela dominical. Pasan la primera parte de la clase viendo a Andy y Barney, y luego hablan sobre las lecciones morales aprendidas de los episodios.

¿Hemos olvidado por completo que hay un libro llamado la Biblia que es el volumen más emocionante del mundo? Es del cielo, no de Hollywood.

La “nueva iglesia” para el próximo milenio en muchos casos bien puede ser una “Iglesia de Disney” (es decir, orientada al entretenimiento). Chasquido, crujido y pop. Siéntase bien, relajado, juegue tranquilo. Una iglesia en Amarillo, Texas, tiene lo que ellos llaman una vestimenta “casual”, un servicio de domingo por la mañana de “alta energía”, con muchos “testimonios”. ¿Le gusta, amigo? ¡Reclaman ochocientos miembros, trescientos de los cuales han sido bautizados! (¿Puede hacer los números?)

¿Es esto lo que Dios pretendía? Tal ideología de “adoración” está tan lejos del patrón del Nuevo Testamento como podría estarlo. Es lo que un apóstol inspirado llamó “adoración voluntaria” (Col. 2:23), y es carnal hasta la médula.

Las personas espirituales harán de Dios y su Palabra el centro de su vida de adoración.

Además, la práctica moderna de tener una persona actuando como líder de la iglesia con el título de “Pastor”, tampoco es bíblica. Wayne Jackson escribe sobre esto: [4]

El sistema moderno de “pastores” se aparta tanto del patrón de organización de la iglesia del Nuevo Testamento como lo es una jerarquía eclesiástica. Ningún hombre puede asumir el papel de “pastor”, ya sea por título o por práctica, para una congregación. Una congregación tampoco puede delegar a un hombre para que sea el único administrador de la iglesia, independientemente de la unanimidad del voto o de las crisis que se presenten.

Uf… ¡Espero que esté empezando a ver la dificultad de encontrar una iglesia verdadera! Es posible que haya notado que no mencioné la búsqueda de una iglesia como el primer paso que debe tomar como nuevo cristiano. Lo más importante que debe hacer cuando nace de nuevo es comenzar a leer, comprender y memorizar las Escrituras. Si no conoce (extremadamente bien) el evangelio “que fue entregado una vez para siempre a los santos” en las Escrituras del Nuevo Testamento, no podrá reconocer las iglesias y las falsas enseñanzas que pueden desviarlo, y muy probablemente terminará en una iglesia apóstata, “tibia”, “muerta” y ni siquiera se dará cuenta. ¡Los “Lobos con piel de cordero” abundan en todas direcciones hasta donde alcanza la vista!

También encontrará que si comienza a eliminar iglesias una por una si contienen las falsas enseñanzas identificadas en este libro, pronto terminará con una sola iglesia para elegir: ¡la verdadera “Iglesia de Cristo”! ¡Increíble! Ahora, algunos pueden acusarme de escribir este libro (y las falsas enseñanzas) para conducir directamente a ese resultado porque yo (ahora) pertenezco a esa iglesia. Pero nada podría estar más lejos de la verdad. En realidad, ni siquiera tuve una iglesia durante muchos años, y hasta que se completó el segundo borrador de este libro, dejé este capítulo en blanco todo el tiempo ¡porque ni siquiera sabía qué poner! Había dejado de buscar una iglesia porque no importaba dónde buscaba o qué iglesia probaba, descubría que estaba llena de falsas enseñanzas y, por lo tanto, no me convertiría en miembro de ella. Sabía que las Escrituras me exhortaban a “no dejar de congregarnos”, pero no pude encontrar una sola iglesia sin falsas enseñanzas.

Traté de obligarme a seguir yendo a algunas de las iglesias, pero simplemente no podía sentarme allí mientras predicaban tonterías. No fue hasta que casi terminé con este libro que encontré la “Iglesia de Cristo” local, y luego pude escribir este capítulo para terminar el libro. Francamente, ¡estaba asombrado de haber encontrado finalmente una iglesia que no tenía ni una sola enseñanza falsa! No creía que existiera una iglesia así en ninguna parte, ¡y prácticamente había renunciado a intentar encontrar una! No sé por qué funcionó así conmigo, pero está escrito que Dios “obra de maneras misteriosas” (Isaías 45:15) y que “como los cielos son más altos que la tierra, así Mis caminos son más altos que sus caminos y Mis pensamientos más que sus pensamientos” (Isaías 55:8-9) Así que, ¡amén y amén!

He incluido las instrucciones (elogios y amonestaciones) a las iglesias del libro de Apocalipsis al final de este capítulo. Estas instrucciones fueron escritas para iglesias literales reales que existían cuando Juan escribió el libro de Apocalipsis; no son profecías asignadas a “períodos históricos” de la historia de la iglesia como muchos enseñan/afirman falsamente. Estos versículos contienen una gran cantidad de información para el cristiano nacido de nuevo sobre exactamente lo que Cristo espera de las iglesias (y creyentes) que invocan Su nombre. Estas instrucciones se aplican por igual a las iglesias (y a los creyentes) de todas las épocas, incluida la actual. Podemos aprender mucho de lo que Cristo dice a cada una de las iglesias y prestar mucha atención, porque hay un poco (o mucho) de cada iglesia en cada uno de nosotros individualmente. Si encuentra que alguna de las advertencias de Cristo a las iglesias se aplica a su iglesia o a usted mismo, preste mucha atención y esfuércese por corregirlo. Debemos estar constantemente atentos y tener cuidado de no desviarnos del camino a la vida eterna.

Finalmente, si no hay una “Iglesia de Cristo” en su ciudad, ¡comience una! ¡La noción de que uno tiene que ser “ordenado”, o “parte del clero”, o un graduado de seminario para iniciar o dirigir una iglesia no es bíblica! Todos somos, cada uno de nosotros, “ministros” y “sacerdotes” en Cristo.

Ver también para más información:

ENSEÑANZAS FALSAS QUE ENCONTRARÁ:

  • Miríadas de “entretenimiento” y “experiencia” de las llamadas iglesias de hoy, junto con iglesias modernas y liberales, todas tratando de hacerse pasar por cristianas
  • Denominacionalismo (Metodistas, Bautistas, Pentecostales, Adventistas, Luteranos, etc…)
  • Calvinismo, Arminianos, Católicos Romanos, etc.
  • Guardando el Sábado/Legalismo
  • Abstenerse de Ciertos Alimentos
  • Enseñanzas Falsas sobre el Bautismo
  • Decir la “Oración del pecador” lo Salva
  • Es Salvo por la Fe/Solo por la Fe
  • Una Vez Salvo, Siempre Salvo
  • Predestinación
  • La “Verdadera Iglesia de los Últimos Tiempos”
  • Universalismo (es decir, cualquier nombre, o cualquier religión, incluso una que invente, o incluso cualquier creencia, puede salvarlo a la vida eterna)
  • Ecumenismo
  • Catolicismo Romano
  • El “Evangelio de la Prosperidad”
  • El Mormonismo Enmascarado como Cristianismo
  • Cultos que Niegan a Cristo

ESCRITURAS RELACIONADAS:

Consideremos cómo estimularnos unos a otros al amor y a las buenas obras, no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos unos a otros, y mucho más al ver que el día se acerca. – Hebreos 10:24-25

El amor sea sin hipocresía; aborreciendo lo malo, aplicándose a lo bueno. Sean afectuosos unos con otros con amor fraternal; con honra, dándose preferencia unos a otros. No sean perezosos en lo que requiere diligencia. Sean fervientes en espíritu, sirviendo al Señor, gozándose en la esperanza, perseverando en el sufrimiento, dedicados a la oración, contribuyendo para las necesidades de los santos, practicando la hospitalidad. – Romanos 12:9-13

Por tanto, confórtense los unos a los otros, y edifíquense el uno al otro, tal como lo están haciendo. – 1 Tesalonicenses 5:11

El hierro con hierro se afila,
Y un hombre aguza a otro. – Proverbios 27:17

Yo, pues, prisionero del Señor, les ruego que ustedes vivan de una manera digna de la vocación con que han sido llamados. Que vivan con toda humildad y mansedumbre, con paciencia, soportándose unos a otros en amor, esforzándose por preservar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.

Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu, así como también ustedes fueron llamados en una misma esperanza de su vocación; un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos, por todos y en todos. – Efesios 4:1-6

Y Él dio a algunos el ser apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, a otros pastores y maestros, a fin de capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo. – Efesios 4:11-12

Que la palabra de Cristo habite en abundancia en ustedes, con toda sabiduría enseñándose y amonestándose unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales, cantando a Dios con acción de gracias en sus corazones. – Colosenses 3:16

El amor es paciente, es bondadoso. El amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante. No se porta indecorosamente; no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal recibido. El amor no se regocija de la injusticia, sino que se alegra con la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. – 1 Corintios 13:4-7

Antes, exhórtense los unos a los otros cada día, mientras todavía se dice: «Hoy»; no sea que alguno de ustedes sea endurecido por el engaño del pecado. – Hebreos 3:13

Sin consulta, los planes se frustran,
Pero con muchos consejeros, triunfan. – Proverbios 15:22

Entonces Jesús llamó a los doce y comenzó a enviarlos de dos en dos… – Marcos 6:7

Así que, nosotros los que somos fuertes, debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles y no agradarnos a nosotros mismos. – Romanos 15:1

Porque yo recibí del Señor lo mismo que les he enseñado: que el Señor Jesús, la noche en que fue entregado, tomó pan, y después de dar gracias, lo partió y dijo: «Esto es Mi cuerpo que es para ustedes; hagan esto en memoria de Mí».

De la misma manera tomó también la copa después de haber cenado, diciendo: «Esta copa es el nuevo pacto en Mi sangre; hagan esto cuantas veces la beban en memoria de Mí». Porque todas las veces que coman este pan y beban esta copa, proclaman la muerte del Señor hasta que Él venga. – 1 Corintios 11:23-26 [Nota: Comunión, partimiento del pan o la cena del Señor]

Día tras día continuaban unánimes en el templo y partiendo el pan en los hogares [comunión, o la cena del Señor], comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios y hallando favor con todo el pueblo. – Hechos 2:46-47a

Pero esto digo: el que siembra escasamente, escasamente también segará; y el que siembra abundantemente, abundantemente también segará. Que cada uno como propuso en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría. Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para ustedes, a fin de que teniendo siempre todo lo suficiente en todas las cosas, abunden para toda buena obra. – 2 Corintios 9:6-8 [Nota: se relaciona con las donaciones de la iglesia.]

«Sino que hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres; pues agrandan sus filacterias y alargan los adornos de sus mantos. Aman el lugar de honor en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas, y los saludos respetuosos en las plazas y ser llamados por los hombres Rabí.

»Pero ustedes no dejen que los llamen Rabí; porque Uno es su Maestro y todos ustedes son hermanos. Y no llamen a nadie padre suyo en la tierra, porque Uno es su Padre, el que está en los cielos. Ni dejen que los llamen preceptores; porque Uno es su Preceptor, Cristo. Pero el mayor de ustedes será su servidor. Y cualquiera que se engrandece, será humillado, y cualquiera que se humille, será engrandecido». – Mateo 23:5-12 [Nota: esto habla de establecer títulos, como “Padre”, “Reverendo”, etc. en la iglesia.]

»Escribe al ángel de la iglesia en Éfeso:

“El que tiene las siete estrellas en Su mano derecha, Aquel que anda entre los siete candelabros de oro, dice esto: ‘Yo conozco tus obras, tu fatiga y tu perseverancia, y que no puedes soportar a los malos, y has sometido a prueba a los que se dicen ser apóstoles y no lo son, y los has hallado mentirosos. Tienes perseverancia, y has sufrido por Mi nombre y no has desmayado.

’Pero tengo esto contra ti: que has dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, de dónde has caído y arrepiéntete, y haz las obras que hiciste al principio. Si no, vendré a ti y quitaré tu candelabro de su lugar, si no te arrepientes. Sin embargo tienes esto: que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales Yo también aborrezco.

’El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al vencedor le daré a comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios’”». – Apocalipsis 2:1-7

«Escribe al ángel de la iglesia en Esmirna:

“El Primero y el Último, el que estuvo muerto y ha vuelto a la vida, dice esto: ‘Yo conozco tu tribulación y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que son sinagoga de Satanás. No temas lo que estás por sufrir. Yo te digo que el diablo echará a algunos de ustedes en la cárcel para que sean probados, y tendrán tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y Yo te daré la corona de la vida.

’El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El vencedor no sufrirá daño de la muerte segunda’”». – Apocalipsis 2:8-11

«Escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo:

“El que tiene la espada aguda de dos filos, dice esto: ‘Yo sé dónde moras: donde está el trono de Satanás. Guardas fielmente Mi nombre y no has negado Mi fe, aun en los días de Antipas, Mi testigo, Mi siervo fiel, que fue muerto entre ustedes, donde mora Satanás.

’Pero tengo unas pocas cosas contra ti, porque tienes ahí a los que mantienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los israelitas, a comer cosas sacrificadas a los ídolos y a cometer actos de inmoralidad. Así tú también tienes algunos que de la misma manera mantienen la doctrina de los nicolaítas. Por tanto, arrepiéntete; si no, vendré a ti pronto y pelearé contra ellos con la espada de Mi boca.

’El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al vencedor le daré del maná escondido y le daré una piedrecita blanca, y grabado en la piedrecita un nombre nuevo, el cual nadie conoce sino aquel que lo recibe’”». – Apocalipsis 2:12-17

«Escribe al ángel de la iglesia en Tiatira:

“El Hijo de Dios, que tiene ojos como llama de fuego, y Sus pies son semejantes al bronce bruñido, dice esto: ‘Yo conozco tus obras, tu amor, tu fe, tu servicio y tu perseverancia, y que tus obras recientes son mayores que las primeras.

’Pero tengo esto contra ti: que toleras a esa mujer Jezabel, que se dice ser profetisa, y enseña y seduce a Mis siervos a que cometan actos inmorales y coman cosas sacrificadas a los ídolos. Le he dado tiempo para arrepentirse, y no quiere arrepentirse de su inmoralidad. Por eso, la postraré en cama, y a los que cometen adulterio con ella los arrojaré en gran tribulación, si no se arrepienten de las obras de ella. A sus hijos mataré con pestilencia, y todas las iglesias sabrán que Yo soy el que escudriña las mentes y los corazones, y les daré a cada uno según sus obras.

’Pero a ustedes, a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esta doctrina, que no han conocido las cosas profundas de Satanás, como ellos las llaman, les digo, que no les impongo otra carga. No obstante, lo que tienen, reténganlo hasta que Yo venga. Al vencedor, al que guarda Mis obras hasta el fin, le daré autoridad sobre las naciones; y las regirá con vara de hierro, como los vasos del alfarero son hechos pedazos, como Yo también he recibido autoridad de Mi Padre. Y le daré el lucero de la mañana.

’El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias’”». – Apocalipsis 2:18-29

«Escribe al ángel de la iglesia en Sardis:

“El que tiene los siete Espíritus de Dios y las siete estrellas, dice esto: ‘Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, pero estás muerto. Ponte en vela y afirma las cosas que quedan, que estaban a punto de morir, porque no he hallado completas tus obras delante de Mi Dios. Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; guárdalo y arrepiéntete. Por tanto, si no velas, vendré como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.

’Pero tienes unos pocos en Sardis que no han manchado sus vestiduras, y andarán conmigo vestidos de blanco, porque son dignos. Así el vencedor será vestido de vestiduras blancas y no borraré su nombre del libro de la vida, y reconoceré su nombre delante de Mi Padre y delante de Sus ángeles.

’El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias’”». – Apocalipsis 3:1-6

«Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia:

“El Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y nadie cierra, y cierra y nadie abre, dice esto: ‘Yo conozco tus obras. Por tanto he puesto delante de ti una puerta abierta que nadie puede cerrar. Aunque tienes poco poder, has guardado Mi palabra y no has negado Mi nombre. Por tanto, Yo entregaré a aquellos de la sinagoga de Satanás que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; Yo haré que vengan y se postren a tus pies, y sepan que Yo te he amado. Porque has guardado la palabra de Mi perseverancia, Yo también te guardaré de la hora de la prueba, esa hora que está por venir sobre todo el mundo para poner a prueba a los que habitan sobre la tierra.

’Vengo pronto. Retén firme lo que tienes, para que nadie tome tu corona. Al vencedor le haré una columna en el templo de Mi Dios, y nunca más saldrá de allí. Escribiré sobre él el nombre de Mi Dios y el nombre de la ciudad de Mi Dios, la nueva Jerusalén, que desciende del cielo de Mi Dios, y Mi nombre nuevo.

’El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias’”». – Apocalipsis 3:7-13

«Escribe al ángel de la iglesia en Laodicea:

“El Amén, el Testigo fiel y verdadero, el Principio de la creación de Dios, dice esto: ‘Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente! Así, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de Mi boca. Porque dices: “Soy rico, me he enriquecido y de nada tengo necesidad”. No sabes que eres un miserable y digno de lástima, y pobre, ciego y desnudo. Te aconsejo que de Mí compres oro refinado por fuego para que te hagas rico, y vestiduras blancas para que te vistas y no se manifieste la vergüenza de tu desnudez, y colirio para ungir tus ojos y que puedas ver.

’Yo reprendo y disciplino a todos los que amo. Sé, pues, celoso y arrepiéntete. Yo estoy a la puerta y llamo; si alguien oye Mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo. Al vencedor, le concederé sentarse conmigo en Mi trono, como yo también vencí y me senté con Mi Padre en Su trono.

’El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias’”». – Apocalipsis 3:14-22

[1] Bruce Eubank, Preacher, South Valley Church of Christ, Las Vegas.

[2] Jackson, Wayne. “Are Preachers To Be Called ‘Reverend’?” ChristianCourier.com. Fecha de Acceso: April 26, 2020. https://christiancourier.com/articles/579-are-preachers-to-be-called-reverend

[3] Jackson, Wayne. “Is Your Worship Becoming Disney Church?” ChristianCourier.com. Fecha de Acceso: Febrero 22, 2021. https://christiancourier.com/articles/92-is-your-worship-becoming-disney-church

[4] Jackson, Jason. “What Is a Pastor?” ChristianCourier.com. Fecha de Acceso: Marzo 27, 2021. https://christiancourier.com/articles/1178-what-is-a-pastor

Continua Leyendo >

Cite this article

Anderson, R. John. "5.4 Encontrando Una Iglesia." EachDay.org. Access date: septiembre 27, 2022. https://eachday.org:443/es/parte-v-los-proximos-pasos/5-4-encontrando-una-iglesia/