“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a Su Hijo unigénito (único),
para que todo aquél que cree en El, no se pierda, sino que tenga vida eterna.” – Juan 3:16

5.4 Encontrando Una Iglesia

Consideremos cómo estimularnos unos a otros al amor y a las buenas obras, no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos unos a otros, y mucho más al ver que el día se acerca. – Hebreos 10:24-25

Solo hay un cuerpo mundial inter denominacional en Cristo. Esto se llama la Iglesia de Dios o la Iglesia de Cristo, y fue establecida por Cristo, no por los hombres. La iglesia también se conoce como la “novia de Cristo”. La iglesia comenzó el día de Pentecostés cuando el Espíritu fue derramado sobre los apóstoles y los creyentes con ellos. La Iglesia de Cristo tiene reuniones locales / lugares de reunión en cada ciudad, pueblo o localidad, según corresponda y se justifique. ¡Las divisiones sectarias y denominacionales que vemos hoy en las iglesias no son bíblicas! Vale la pena leer el libro de H. M. Riggle titulado The Christian Church, It’s Rise and Progress.

Jesús oró firmemente por la unidad entre los creyentes y, sin embargo, las innumerables creencias, tradiciones y falsas enseñanzas del hombre solo han llevado a una división sin fin:

“Ya no estoy en el mundo, pero ellos sí están en el mundo, y Yo voy a Ti. Padre santo, guárdalos en Tu nombre, el nombre que Me has dado, para que sean uno, así como Nosotros somos uno

Y por ellos Yo Me santifico, para que ellos también sean santificados en la verdad.

“Pero no ruego sólo por éstos, sino también por los que han de creer en Mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno. Como Tú, oh Padre, estás en Mí y Yo en Ti, que también ellos estén en Nosotros, para que el mundo crea que Tú Me enviaste.” – Juan 17:11,19-21

Una verdadera iglesia de Cristo tendrá las siguientes características:

  • Ellos se reunirán en el día del Señor, que es el primer día de la semana (domingo, así que ten cuidado con la falsa enseñanza de “guardar el sábado”),
  • Celebrarán los servicios de la manera prescrita en el Nuevo Testamento, con solo a capella cantando por miembros en la adoración: no considerarán la adoración como un espectáculo de entretenimiento o una “experiencia”, ni incluirán instrumentos musicales, grupos de canto o solos realizados para un audiencia,
  • La iglesia (y sus ancianos, incluidos pastores y maestros) deben amar sinceramente a Dios. Por lo general, puede saber si esto es así simplemente observando cómo actúan, su comportamiento y comportamiento, etc. El “fruto del Espíritu” que es “amor, alegría, paz, paciencia, bondad, bondad, fidelidad, gentileza, control “debe ser evidente,
  • Deben leer, enseñar y predicar la Palabra de Dios de manera expositiva en cada servicio y no solo usar a Jesús y la Biblia como un accesorio detrás de ellos en el escenario mientras cuentan historias curiosas de cuán buena será su vida, rica y que Jesús te hará exitoso (y a ellos),
  • Deben tener el mensaje del Evangelio correcto, ya que fue transmitido una vez por todas en la Escritura, libre de falsas enseñanzas del hombre,
  • Estan activos en la fe y el servicio al Señor,
  • Llevarán a cabo bautismos, realizados por inmersión de acuerdo con las Escrituras del Nuevo Testamento, el mismo día que alguien llega a la fe en Cristo al escuchar el mensaje del evangelio de la verdad (no días, semanas, meses o años después),
  • Capacitarán a sus miembros para que crezcan y maduren en la fe, porque se nos exhorta a estar siempre “creciendo en la gracia y la comprensión del Señor”.
  • Deben estar ejerciendo disciplina bíblica con sus miembros, y también amonestarán, enseñarán y corregirán a los miembros que se están desviando,
  • No mostrarán favoritismo personal debido a apariencias, estatus en la comunidad, riqueza, etc.,
  • Se centran únicamente en la construcción del Reino de Dios, no en la política de este mundo,
  • Pueden aceptar una ofrenda voluntaria de los miembros de acuerdo con el corazón del creyente individual: la iglesia constante “rogando” por dinero no está en la Biblia. Para un cristiano, el Espíritu de Dios debe motivarlo a contribuir financieramente a medida que lo conduzca a un corazón alegre, alegre y agradecido.
  • Deben realizar reuniones de oración regulares,
  • Deben practicar la comunión (Rompiendo el pan, la Cena del Señor) cada día del Señor (domingo) en recuerdo de Cristo,
  • Deben realizar servicios de manera ordenada y organizada
  • No deben tener a las mujeres en puestos de liderazgo o enseñanza sobre los hombres, pero en todos los demás aspectos, las mujeres son totalmente iguales a los hombres,
  • Tendrán un corazón por los perdidos y serán una luz para la comunidad que los rodea (si su iglesia está rodeada por un mar de perdidos, pero no está viendo bautismos frecuentes, puede ser una señal de que su evangelismo y alcance no son donde debería estar),
  • Deberían acoger y amar a todos los que vengan, sin importar en qué pecados estén (o hayan estado) esas personas,
  • No establecen posiciones y títulos creados por el hombre, ni elevan a los hombres en una jerarquía de liderazgo que no está de acuerdo con las Escrituras del Nuevo Testamento.

En general, si es nuevo en un área, puede buscar en Internet el nombre de su pueblo / ciudad junto con las palabras “Iglesia de Cristo” (por ejemplo, “Iglesia de Cristo de Medford”). Eso puede ayudarlo a encontrar los que están cerca, pero asegúrese de hacer la búsqueda adecuada en cualquier iglesia, ya sea que tenga esas palabras en el título o no. ¡Tenga en cuenta que muchas de las llamadas iglesias “cristianas”, que incluso usan el nombre de Jesús o Cristo en sus nombres, no son iglesias cristianas! También tenga en cuenta que aquellos que ahora tienen el nombre de “Iglesia de Dios” pueden no ser la verdadera iglesia, ya que ese nombre (aunque bíblico) ha sido corrompido y cooptado.

Si desea adorar al Señor en Espíritu y en verdad (Juan 4:24), deberá salir de las iglesias que enseñan cualquiera de las falsas enseñanzas descritas en este libro (Apocalipsis 18: 4); vea el capítulo Cuidado con los lobos para ver cómo las enseñanzas falsas se extienden a lo largo y ancho de las iglesias (llamadas reformadas, modernas o liberales) en la actualidad. Además, casi todas las iglesias no realizan servicios de acuerdo con las instrucciones del Nuevo Testamento. A menudo (pero no siempre), sus enseñanzas falsas se documentarán como parte de su declaración fundamental de fe, pero debe asegurarse de encontrarla y leerla. ¡Muchos de los cultos y sectas hacen todo lo posible para ocultarles sus creencias fundamentales! Además, se deben evitar las iglesias que colocan los escritos del hombre en pie de igualdad con las Escrituras o se basan en “falsos profetas” que tienen nuevas “revelaciones especiales de Dios”.

Menos mal… ¡espero que empieces a ver la dificultad de encontrar una iglesia verdadera! Puede que hayas notado que no mencioné encontrar una iglesia como el primer paso que debes tomar como nuevo cristiano. Lo más importante que debes hacer cuando naces de nuevo es comenzar a leer, comprender y memorizar las Escrituras. Si no conoce (extremadamente bien) el evangelio tal como fue transmitido una vez por todas en la Escritura del Nuevo Testamento, no podrá reconocer las iglesias y las falsas enseñanzas que pueden llevarlo por mal camino, y muy probablemente terminará con un apóstata, en una iglesia muerta y ni siquiera te das cuenta. ¡Los lobos con piel de oveja abundan en todas las direcciones hasta donde alcanza la vista! También descubrirás que si comienzas a eliminar iglesias una por una si tienen falsas enseñanzas identificadas en este libro, ¡pronto terminaras con una sola iglesia para elegir, que es la Iglesia de Cristo! ¡Asombroso! Ahora, algunos pueden acusarme de escribir este libro (y las falsas enseñanzas) para conducir directamente a ese resultado porque pertenezco a esa iglesia. Pero nada podría estar más lejos de la verdad. En realidad, ni siquiera tuve una iglesia por muchos años, y hasta el segundo borrador de este libro se completó; dejé este capítulo en blanco todo el tiempo, porque ni siquiera sabía qué poner ¡eso! Francamente, había renunciado a tratar de encontrar una iglesia, porque no importaba dónde mirara, o qué iglesia probar, descubrí que estaba llena de falsas enseñanzas y, por lo tanto, no sería miembro de ella. Sabía que las Escrituras me exhortaban a “no abandonar la reunión”, pero no pude encontrar una sola iglesia sin falsas enseñanzas. Traté de obligarme a seguir yendo a algunas de las iglesias, pero simplemente no podía sentarme allí mientras predicaban tonterías. No fue hasta que casi terminé con este libro que encontré la Iglesia de Cristo local, y luego pude escribir este capítulo para terminar el libro.

He incluido las instrucciones (alabanzas y advertencias) a las iglesias del libro de Apocalipsis al final de este capítulo. Estas instrucciones fueron escritas a iglesias literales y verdaderas que existían cuando Juan escribió el libro de Apocalipsis; no son profecías asignadas a “períodos históricos” de la historia de la iglesia como muchos enseñan / afirman falsamente. Estos versículos contienen una gran cantidad de información para el cristiano nacido de nuevo sobre exactamente lo que Cristo espera de las iglesias (y creyentes) que invocan Su nombre. Estas instrucciones se aplican igualmente a las iglesias (y creyentes) en todas las épocas, incluso hoy. Podemos aprender mucho de lo que Cristo dice a cada una de las iglesias y tener mucho cuidado, ya que hay una pequeña (o mucha) de cada iglesia en cada uno de nosotros individualmente. Si encuentras que alguna de las advertencias de Cristo a las iglesias se aplica a tu iglesia, o a ti mismo, presta mucha atención y trata de corregir eso. Debemos estar constantemente vigilantes y desconfiar de desviarse del camino hacia la vida eterna.

ENSEÑANZAS FALSA QUE ENCONTRARÁS:

  • Manteniendo el Sabado/Legalismo
  • Abstenerse de ciertos alimentos
  • Enseñanzas falsas sobre el bautismo
  • Decir la “oración del pecador” para salvacion
  • Eres salvo únicamente por la fe
  • Una vez salvo, siempre salvo
  • Predestinación
  • Calvinismo
  • La “Verdadera Iglesia de los últimos tiempos”
  • Universalismo (es decir, cualquier nombre, o cualquier religión, incluso una que inventes, o incluso ninguna creencia, puede salvarte a la vida eterna)
  • Ecumenismo
  • Catolicismo Romano
  • El “Evangelio de la prosperidad”
  • El mormonismo como cristianismo
  • Denominacional
  • Cultos que niegan a Cristo

ESCRITURAS RELACIONADAS:

Consideremos cómo estimularnos unos a otros al amor y a las buenas obras, no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos unos a otros, y mucho más al ver que el día se acerca. – Hebreos 10:24-25

El amor sea sin hipocresía; aborreciendo lo malo, aplicándose a lo bueno. Sean afectuosos unos con otros con amor fraternal; con honra, dándose preferencia unos a otros. No sean perezosos en lo que requiere diligencia. Sean fervientes en espíritu, sirviendo al Señor, gozándose en la esperanza, perseverando en el sufrimiento, dedicados a la oración, contribuyendo para las necesidades de los santos, practicando la hospitalidad. – Romanos 12:9-13

Por tanto, confórtense (aliéntense) los unos a los otros, y edifíquense el uno al otro, tal como lo están haciendo. – 1 Tesalonicenses 5:11

El hierro con hierro se afila,
Y un hombre aguza a otro. – Proverbios 27:17

Y El dio a algunos el ser apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, a otros pastores y maestros, a fin de capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo. – Efesios 4:11-12

Que la palabra de Cristo habite en abundancia en ustedes, con toda sabiduría enseñándose y amonestándose unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales, cantando a Dios con acción de gracias en sus corazones. – Colosenses 3:16

El amor es paciente, es bondadoso. El amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante. No se porta indecorosamente; no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal recibido. El amor no se regocija de la injusticia, sino que se alegra con la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. – 1 Corintios 13:4-7

Antes, exhórtense los unos a los otros cada día, mientras todavía se dice: “Hoy;” no sea que alguno de ustedes sea endurecido por el engaño del pecado. – Hebreos 3:13

Sin consulta, los planes se frustran,
Pero con muchos consejeros, triunfan. – Proverbios 15:22

Entonces Jesús llamó a los doce y comenzó a enviarlos de dos en dos… – Marcos 6:7

Así que, nosotros los que somos fuertes, debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles y no agradarnos a nosotros mismos. – Romanos 15:1

Porque yo recibí del Señor lo mismo que les he enseñado: que el Señor Jesús, la noche en que fue entregado, tomó pan, y después de dar gracias, lo partió y dijo: “Esto es Mi cuerpo que es para ustedes; hagan esto en memoria de Mí.”

De la misma manera tomó también la copa después de haber cenado, diciendo: “Esta copa es el nuevo pacto en Mi sangre; hagan esto cuantas veces la beban en memoria de Mí.” Porque todas las veces que coman este pan y beban esta copa, proclaman la muerte del Señor hasta que El venga. – 1 Corintios 11:23-26 [Nota: Comunión, Rompiendo el Pan, La Santa Cena]

Día tras día continuaban unánimes en el templo y partiendo el pan [comunión, o la Santa Cena] en los hogares, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios y hallando favor con todo el pueblo. – Hechos 2:46-47a

Pero esto digo: el que siembra escasamente, escasamente también segará; y el que siembra abundantemente (con bendiciones), abundantemente (con bendiciones) también segará. Que cada uno como propuso en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría. Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para ustedes, a fin de que teniendo siempre todo lo suficiente en todas las cosas, abunden para toda buena obra. – 2 Corintios 9:6-8 [Nota: en dando a la Iglesia]

“Escribe al ángel de la iglesia en Efeso:

‘El que tiene las siete estrellas en Su mano derecha, Aquél que anda entre los siete candelabros de oro, dice esto: “Yo conozco tus obras, tu fatiga y tu perseverancia, y que no puedes soportar a los malos, y has sometido a prueba a los que se dicen ser apóstoles y no lo son, y los has hallado mentirosos (falsos). Tienes perseverancia, y has sufrido por Mi nombre y no has desmayado.

Pero tengo esto contra ti: que has dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, de dónde has caído y arrepiéntete, y haz las obras que hiciste al principio. Si no, vendré a ti y quitaré tu candelabro de su lugar, si no te arrepientes. Sin embargo tienes esto: que aborreces las obras de los Nicolaítas, las cuales Yo también aborrezco.

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al vencedor le daré a comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios.”’” – Apocalipsis 2:1-7

“Escribe al ángel de la iglesia en Esmirna:

‘El Primero y el Ultimo, el que estuvo muerto y ha vuelto a la vida, dice esto: “Yo conozco tu tribulación y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser Judíos y no lo son, sino que son sinagoga de Satanás. No temas lo que estás por sufrir. Yo te digo que el diablo echará a algunos de ustedes en la cárcel para que sean probados, y tendrán tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y Yo te daré la corona de la vida.

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El vencedor no sufrirá daño de la muerte segunda.”’” – Apocalipsis 2:8-11

“Escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo:

‘El que tiene la espada aguda de dos filos, dice esto: “Yo sé dónde moras: donde está el trono de Satanás. Guardas fielmente Mi nombre y no has negado Mi fe, aun en los días de Antipas, Mi testigo, Mi siervo fiel, que fue muerto entre ustedes, donde mora Satanás.

Pero tengo unas pocas cosas contra ti, porque tienes ahí a los que mantienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los Israelitas, a comer cosas sacrificadas a los ídolos y a cometer actos de inmoralidad. Así tú también tienes algunos que de la misma manera mantienen la doctrina de los Nicolaítas. Por tanto, arrepiéntete; si no, vendré a ti pronto y pelearé contra ellos con la espada de Mi boca.

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al vencedor le daré del maná escondido y le daré una piedrecita blanca, y grabado en la piedrecita un nombre nuevo, el cual nadie conoce sino aquél que lo recibe.”’” – Apocalipsis 2:12-17

“Escribe al ángel de la iglesia en Tiatira:

‘El Hijo de Dios, que tiene ojos como llama de fuego, y Sus pies son semejantes al bronce bruñido, dice esto: “Yo conozco tus obras, tu amor, tu fe, tu servicio y tu perseverancia, y que tus obras recientes (postreras) son mayores que las primeras.

Pero tengo esto contra ti: que toleras a esa mujer Jezabel, que se dice ser profetisa, y enseña y seduce a Mis siervos a que cometan actos inmorales y coman cosas sacrificadas a los ídolos. Le he dado tiempo para arrepentirse, y no quiere arrepentirse de su inmoralidad. Por eso, la postraré en cama, y a los que cometen adulterio con ella los arrojaré en gran tribulación, si no se arrepienten de las obras de ella. A sus hijos mataré con pestilencia, y todas las iglesias sabrán que Yo soy el que escudriña las mentes y los corazones, y les daré a cada uno según sus obras.

Pero a ustedes, a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esta doctrina, que no han conocido las cosas profundas de Satanás, como ellos las llaman, les digo, que no les impongo otra carga. No obstante, lo que tienen, reténganlo hasta que Yo venga. Al vencedor, al que guarda Mis obras hasta el fin, le dare autoridad sobre las naciones; y las regira con vara de hierro, como los vasos del alfarero son hechos pedazos, como Yo también he recibido autoridad de Mi Padre. Y le daré el lucero de la mañana.

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.”’” – Apocalipsis 2:18-29

“Escribe al ángel de la iglesia en Sardis:

‘El que tiene los siete Espíritus de Dios y las siete estrellas, dice esto: “Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, pero estás muerto. Ponte en vela y afirma las cosas que quedan, que estaban a punto de morir, porque no he hallado completas tus obras delante de Mi Dios. Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; guárdalo y arrepiéntete. Por tanto, si no velas, vendré como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.

Pero tienes unos pocos en Sardis que no han manchado sus vestiduras, y andarán conmigo vestidos de blanco, porque son dignos. Así el vencedor será vestido de vestiduras blancas y no borraré su nombre del Libro de la Vida, y reconoceré su nombre delante de Mi Padre y delante de Sus ángeles.

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.”’” – Apocalipsis 3:1-6

“Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia:

‘El Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y nadie cierra, y cierra y nadie abre, dice esto: “Yo conozco tus obras. Por tanto he puesto delante de ti una puerta abierta que nadie puede cerrar. Aunque tienes poco poder, has guardado Mi palabra y no has negado Mi nombre. Por tanto, Yo entregaré a aquéllos de la sinagoga de Satanás que se dicen ser Judíos y no lo son, sino que mienten; Yo haré que vengan y se postren a tus pies, y sepan que Yo te he amado. Porque has guardado la palabra de Mi perseverancia, Yo también te guardaré de la hora de la prueba (de la tentación), esa hora que está por venir sobre todo el mundo para poner a prueba a los que habitan sobre la tierra.

Vengo pronto. Retén firme lo que tienes, para que nadie tome tu corona. Al vencedor le haré una columna en el templo de Mi Dios, y nunca más saldrá de allí. Escribiré sobre él el nombre de Mi Dios y el nombre de la ciudad de Mi Dios, la nueva Jerusalén, que desciende del cielo de Mi Dios, y Mi nombre nuevo.

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.”’” – Apocalipsis 3:7-13

“Escribe al ángel de la iglesia en Laodicea:

‘El Amén, el Testigo fiel y verdadero, el Principio de la creación de Dios, dice esto: “Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente! Así, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de Mi boca. Porque dices: ‘Soy rico, me he enriquecido y de nada tengo necesidad.’ No sabes que eres un miserable y digno de lástima, y pobre, ciego y desnudo. Te aconsejo que de Mí compres oro refinado por fuego para que te hagas rico, y vestiduras blancas para que te vistas y no se manifieste la vergüenza de tu desnudez, y colirio para ungir tus ojos y que puedas ver.

Yo reprendo y disciplino a todos los que amo. Sé, pues, celoso y arrepiéntete. Yo estoy a la puerta y llamo; si alguien oye Mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo. Al vencedor, le concederé sentarse conmigo en Mi trono, como yo también vencí y me senté con Mi Padre en Su trono.

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.”’” – Apocalipsis 3:14-22

Continua Leyendo >

“Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.” – Juan 8:32

Obtenga una copia de este sitio en forma de libro para usted, un amigo o un ser querido …