“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a Su Hijo unigénito (único),
para que todo aquél que cree en El, no se pierda, sino que tenga vida eterna.” – Juan 3:16

7.3 Salmos 23

El Señor es mi pastor,
Nada me faltará.
En lugares de verdes pastos me hace descansar;
Junto a aguas de reposo me conduce.
El restaura mi alma;
Me guía por senderos de justicia
Por amor de Su nombre.

Aunque pase por el valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno, porque Tú estás conmigo;
Tu vara y Tu cayado me infunden aliento.
Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos;
Has ungido mi cabeza con aceite;
Mi copa está rebosando.
Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,
Y en la casa del Señor moraré por largos días.

Continua Leyendo >

“Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.” – Juan 8:32

Obtenga una copia de este sitio en forma de libro para usted, un amigo o un ser querido …