«Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a Su Hijo unigénito,
para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, sino que tenga vida eterna». – Juan 3:16

6.18 Postmilenialismo Dispensacional Enseñanza Falsa

(Es Decir, Paz Generalizada en la Tierra Antes del Regreso de Jesús)

Estás dentro Cuidado con Los Lobos -> La Lista de las Falsas Enseñanzas

Esta falsa enseñanza afirma que la segunda venida de Cristo solo ocurrirá después de que el evangelio se haya esparcido por todo el mundo, y haya habido una “edad de oro” de mil años (milenio) de paz y armonía mundial bajo la ética, la moral, la prosperidad y dominio cristiano. Esta falsa enseñanza también afirma que la mayoría de las personas se salvarán durante esta “edad de oro” del cristianismo (aunque, por supuesto, no dice nada acerca de los que vivieron antes de este período). Supuestamente, Jesús solo regresará para el Juicio y marcará el comienzo de la eternidad después de que haya ocurrido esta llamada “edad de oro” en la Tierra.

Esta es otra enseñanza falsa en clara y directa oposición a las Escrituras, diseñada satánicamente para que postergue y demore en aceptar a Cristo o demore en compartir el mensaje del evangelio con su familia, amigos y seres queridos. La escritura nos dice que:

«Porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Pues así como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en matrimonio, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no comprendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos; así será la venida del Hijo del Hombre». – Mateo 24:37-39

Ahora bien, hermanos, con respecto a los tiempos y a las épocas, no tienen necesidad de que se les escriba nada. Pues ustedes mismos saben perfectamente que el día del Señor vendrá así como un ladrón en la noche; que cuando estén diciendo: «Paz y seguridad», entonces la destrucción vendrá sobre ellos repentinamente, como dolores de parto a una mujer que está encinta, y no escaparán.

Pero ustedes, hermanos, no están en tinieblas, para que el día los sorprenda como ladrón. – 1 Tesalonicenses 5:1-4

Sabemos por las Escrituras que en los días de Noé:

El Señor vio que era mucha la maldad de los hombres en la tierra, y que toda intención de los pensamientos de su corazón era solo hacer siempre el mal. – Génesis 6:5

Pero la tierra se había corrompido delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia. Dios miró a la tierra, y vio que estaba corrompida, porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra. – Génesis 6:11-12

Porque también Cristo murió por los pecados una sola vez, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, muerto en la carne pero vivificado en el espíritu. En el espíritu también fue y predicó a los espíritus encarcelados, quienes en otro tiempo fueron desobedientes cuando la paciencia de Dios esperaba en los días de Noé durante la construcción del arca, en la cual unos pocos, es decir, ocho personas, fueron salvadas por medio del agua. – 1 Pedro 3:18-20

Ahora, ¿suena eso como un período de paz mundial, armonía y una “edad de oro” de salvación para usted? No, el mundo se ocupaba de su trabajo diario de pecado y corrupción sin pensar en Dios ni en el juicio venidero. De hecho, Noé predicó sobre el juicio venidero por diluvio durante 120 años, y todo el tiempo, Dios esperó pacientemente a que alguien se arrepintiera, pero ni una sola persona fuera de su propia familia le creyó a Noé.

Además, las Escrituras nos dicen explícitamente cómo serán los hombres en estos “últimos días”, que es esta era del evangelio/iglesia y el último período de la historia humana antes de que Cristo regrese para el Día del Juicio:

Pero debes saber esto: que en los últimos días vendrán tiempos difíciles. Porque los hombres serán amadores de sí mismos, avaros, jactanciosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, irreverentes, sin amor, implacables, calumniadores, desenfrenados, salvajes, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, envanecidos, amadores de los placeres en vez de amadores de Dios; teniendo apariencia de piedad, pero habiendo negado su poder. A los tales evita. – 2 Timoteo 3:1-5

Nuevamente, si una teoría o enseñanza del hombre contradice incluso un versículo claro y directo de las Escrituras, es la teoría del hombre la que está equivocada, no las Escrituras. Véase también la falsa enseñanza del Premilenialismo Dispensacional.

Continua Leyendo >